sistemas de seguridad pasivaHoy en día los vehículos cuentan con avanzados sistemas de seguridad pasiva, junto a los de seguridad activa, para proteger al conductor y a los pasajeros en caso de accidente. La tasa de mortalidad en los carreteras es un tema preocupante que debe ser lo suficientemente estudiado para prevenirla, de modo que es importante interesarnos en cómo está equipado nuestro coche en cuanto a sistemas de seguridad.

Los sistemas de seguridad pasiva tienen la finalidad de minimizar los daños a los ocupantes y a los peatones una vez que se ha producido el accidente, mientras que los sistemas de seguridad activa tratan de evitar dicho accidente. Conocer ambos tipos de mecanismos es vital a la hora de comprar un coche, sea con o sin carnet.

Los sistemas de seguridad pasiva en Aixam

Para minimizar los daños que puedan sufrir los ocupantes del vehículo en el caso de que ocurra algún siniestro, es necesario pensar en el aislamiento de los mismos y en una deformación programada de la carrocería.

En este sentido, debemos hacer referencia al mito acerca de que los coches de antes eran más seguros por tener una carrocería “más gruesa”, que se deformaba menos.

Debido a que a mayor velocidad, mayor es la fuerza que desencadena un impacto, es lógico pensar que también cuanto mayor presión ejerce el vehículo contra el obstáculo o colisión por su dura carrocería, mayores son los daños, incrementando los riesgos de lesión y de muerte. Luego, dicho mito es falso. Sin embargo, este tema era algo sobre lo que apenas se había investigado con los coches de antes, cuando se centraban sobre todo en construir vehículos que pudieran soportar su carga propia y la de las personas. Las cosas han cambiado en los últimos años.

Por tanto, el material y la configuración de la carrocería del vehículo supone en sí mismo un sistema de seguridad pasiva que juega un papel fundamental en este contexto. Es por ello que los ingenieros de Aixam-Mega han realizado con éxito crash tests para elevar la seguridad a bordo de todos sus modelos, desde todas sus perspectivas.

Además, la estructura de los vehículos está realizada con ABS, un material de plástico 100% reciclable con una capacidad para absorber los impactos y, así, minimizar los daños. Sin olvidarnos de otros sistemas de seguridad pasiva como el airbag. No por menos se considera a Aixam como la gama más segura del coche sin carnet, posicionándose la número uno en ventas en Francia y en Europa respecto a los cuadriciclos.