Siempre debemos andarnos con cuidado al pisar el embrague, ¿sabes por qué? Aunque lo uses a diario, puede que no te hayas parado a pensar cómo funciona realmente y por qué debemos hacer un buen uso de él. Presta atención a nuestra breve explicación y mira el vídeo.

embragueA pesar de que cada vez hay más coches automáticos, es importante conocer el funcionamiento de un embrague, pues es uno de los elementos del coche que más se puede degradar debido a los malos hábitos y al continuo sometimiento que experimentan.

Aprende cómo funciona este mecanismo para que puedas conducir mejor.

¿Cómo es el funcionamiento de un embrague?

A medida que necesitamos reducir potencia y aumentar velocidad se pisa el embrague para poder seleccionar durante breves instantes las distintas marchas.

¿A qué se debe esto?

El embrague de un coche

Para empezar, hay que entender qué es un embrague.

El embrague es un dispositivo situado entre el motor y la caja de cambios. Se trata de un mecanismo que, mediante el uso de la fricción, sirve para aislar el movimiento del motor del de las ruedas para cambiar de marcha. Es decir, sin necesidad de apagar el motor, el embrague transmite o desconecta la potencia del motor a la caja de cambios, haciendo posible el cambio de marchas mientras se absorbe el movimiento generado por esa transmisión.

Esta parte esencial del coche es, por tanto, responsable de realizar un arranque progresivo, así como de llevar a cabo determinadas maniobras con suavidad.

De modo que, cuando metes primera y levantas un poco el pie izquierdo, el embrague acopla la caja de cambios con ese piñón y se transmite el movimiento a las ruedas.

El embrague funciona gracias a un líquido hidráulico o mediante un cable. Un plato de presión atornillado al volante motor ejerce una fuerza constante por medio de un resorte de diafragma sobre el plato de transmisión. Dicho plato de transmisión (o fricción) permite, por tanto, transmitir la potencia a la caja de cambios cuando el embrague está accionado.

Cuando se desacciona el embrague al soltar el pedal, se libera la presión de sujeción que ejercía el resorte del diafragma. Entonces ya no se sujeta al plato de transmisión con el volante motor, por lo que la transmisión de la potencia se interrumpe. Es así como se puede engranar otra marcha y así sucesivamente.

Presta atención a la explicación de este vídeo para que entiendas mejor cómo funciona un embrague.

Con todo ello, es evidente la importancia de realizar un buen mantenimiento del embrague y conducir correctamente, evitando pisarlo cuando no es necesario o acelerar demasiado mientras presionamos el pedal.